ESKUBIDEA DA, EZ DELITUA!

Posted: 2013/01/11 in errepresioa

Juzgan la respuesta social a los recortes

epaiketa

El Palacio de Justicia de Bilbo acogió ayer el juicio contra 18 personas por participar en un piquete informativo durante la huelga general del 27 de enero de 2011. Todas ellas fueron identificadas por la Ertzaintza –triste protagonista de esa jornada– en Gernika, e imputadas por un delito contra el derecho al trabajo, lo que no deja de ser un sarcasmo, pues es la defensa de ese derecho, entre otras razones, la que ha motivado la mayoría de las movilizaciones sindicales convocadas en los últimos años en este país. No son los sindicatos ni los trabajadores, tampoco los piquetes, quienes lo vulneran cada día, sino una patronal a la que nadie ha sentado en ningún banquillo.

La acusación es insostenible, y aún lo es más la condena que la Fiscalía pide para cada imputado: tres años y nueve meses de prisión, además de una multa de 5.500 euros. La posibilidad, por descabellada que parezca, de que una veintena de personas pueda ingresar en prisión por participar en un piquete resulta inconcebible. Incluso si una lectura perversa de los hechos pudiera apreciar la constitución de un delito, la desproporcionalidad entre lo ocurrido y la pena exigida es tal que causa escándalo aun antes de conocerse el fallo.

Lo que este juicio busca es un escarmiento. Es un intento de amedrentar a quienes salen a la calle en defensa de unas prestaciones sociales y unos derechos que están siendo cercenados sin pudor por los gobiernos. Una estrategia de acoso policial y judicial que busca acallar la respuesta popular a los recortes, y que no solo se aplica en Euskal Herria, como demuestra el caso del joven madrileño Alfonso Fernández, Alfon, recientemente excarcelado tras permanecer dos meses en Soto del Real por participar en la huelga del 14 de noviembre. El pasado fin de semana, los principales líderes sindicales advirtieron de que 2013 se presenta muy duro y marcado por las movilizaciones. Es en este contexto en el que se produce un ataque que complementa la agresión global contra la clase trabajadora.

Insisten en pedir 18 penas de cárcel por el piquete de Gernika

La Fiscalía mantiene su demanda de tres años y nueve meses para cada uno de los acusados por «delito contra el derecho al trabajo» durante la huelga general de enero de 2011. Ainhoa Etxaide (LAB) argumenta que a quien habría que sentar en el banquillo es a la patronal y a los gobiernos.

p005_f01.jpg

El juicio contra el piquete informativo de 18 personas que fue identificado en Gernika en la huelga general del 27 de enero de 2011 contra la reforma de las pensiones, convocada por la mayoría sindical vasca ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru, quedó ayer visto para sentencia.

Lo más llamativo fue que la fiscal no pudo probar las acusaciones contra sus integrantes, pese a lo cual mantuvo la petición en conjunto 72 años de cárcel -tres años y nueve meses y 6.000 euros para cada uno de sanción- por un delito contra el derecho al trabajo. Además, ante esa manifiesta falta de pruebas, la fiscal añadió otro delito de coacciones, por si los anteriores «no son atendidos» por la juez, según expresó.

La fiscal trató de situar al conjunto del piquete ante el supermercado principal de Erkoreka en Gernika, donde habría pinchado tres ruedas de la furgoneta de reparto y habría coaccionado al conductor para impedirle que saliera al reparto, que lo hizo en otra furgoneta. Sin embargo, la patrulla de la Ertzaintza que acompañaba al piquete no intervino y el conductor de la furgoneta y otro trabajador de Erkoreka ratificaron que no podían identificar a ninguno de los 18 del piquete.

El empleado explicó que se vio obligado a presentar la denuncia «porque mi jefe me dijo que era necesario para cobrar los desperfectos del seguro». Sin embargo, a los 18 acusados les identificaron, casi tres horas después del supuesto incidente, a «cinco o diez minutos del lugar», como dijo un ertzaina, en Gernika, que contó con más piquetes, pero «no hubo problemas», como remarcaron al unísono los agentes de la Policía autonómica.

En el juicio, la fiscal perdió los papeles porque presionó al conductor de la furgoneta para que dijera algo «que no había visto». Ello motivó la queja del abogado defensor y la juez llamó al orden a la fiscal, que veía que ninguno de sus argumentos se sostenían para inculpar a los integrantes del piquete. El abogado de la defensa pidió la libre absolución y remarcó, como se comprobó en el juicio, que ni la fiscal ni sus testigos «aportaron pruebas de cargo contra mis defendidos, ni ha sido capaz de identificar individualmente a a cada uno de ellos como posibles autores de esos delitos, como hubiera sido exigido ante esos cargos».

Elkarretaratzea.-u27-greba-orokorra

«Meter miedo»

Ante el juzgado de Bilbo, hubo una importante solidaridad de las centrales sindicales que convocaron la huelga y de los colectivos de Busturialdea. A la entrada del juicio, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, denunció el juicio porque «no es delito defender prestaciones dignas» y pidió «la absolución».

Etxaide lamentó las imputaciones de «supuestos delitos» y dijo que «lo único que hicieron fue defender el derecho que tenemos todos a tener unas prestaciones dignas, a tener un sistema de pensiones que nos garantice un futuro digno, y eso en ningún caso se puede calificar de delito». Por lo que dijo que «si queremos hablar de delitos contra el derecho de trabajo, hoy es el día en que seguimos queriendo ver un juicio a aquellos que lo están conculcando, a aquellos que están agrediendo ese derecho y destruyen empleo». Pidió «sentar a la patronal en el banquillo» y dijo que estos juicios «tienen por objeto meter miedo, que es el único y mejor aliado que tiene en estos momentos la patronal para seguir agrediendo y seguir conculcando derechos».

Por ello, Ainhoa Etxaide animó a los trabajadores a «salir a la calle, como en su día salimos el 27 de enero, y seguir luchando porque la alternativa existe, es necesaria y vamos a seguir avanzando hacia ella».

p014_f02

 
 
EH Bildu pide al Parlamento de Gasteiz su apoyo a los imputados

EH Bildu trasmitió ayer su apoyo y solidaridad a las 18 personas del piquete informativo en Gernika y registró una proposición no de ley en la Cámara de Gasteiz para que apoye a los imputados, a la vez que rechaza los recortes que llegan del Gobierno español.

Tal y como indicó la parlamentaria Rebeka Ubera, la petición de la Fiscalía es «un exceso intolerable». A su juicio, «mucho más, si tenemos en cuenta que esas personas ya han sido condenadas a padecer la precariedad que se deriva de las medidas impuestas desde Madrid».

EH Bildu recordó que el derecho a la huelga es «fundamental». Añadió que «es imprescindible la movilización de la ciudadanía, de los sindicatos y de los distintos agentes para defender los derechos sociolaborales para hacer frente a los recortes, para frenarlos y cambiar la actual situación socio-económica».

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s