UNA “GRAN NOTICIA” QUE “LLEGA TARDE”

Posted: 2012/08/31 in Euskal Preso eta Iheslari Politikoak

El juez De Castro decreta la libertad condicional de Uribetxebarria

El magistrado hizo pública su resolución aduciendo «razones humanitarias y de dignidad personal».

No obstante, el arrasatearra seguirá preso porque De Castro ha decidido que el auto no sea firme hasta que concluya el plazo de recurso

p002_f01.jpg

Tras una intensa y larga jornada marcada por la incertidumbre, hacia las 20.45 los medios de comunicación difundían que el juez José Luis de Castro había decidido, por fin, conceder la libertad condicional a Iosu Uribetxebarria. La noticia fue recibida con satisfacción, expresada con una fuerte salva de aplausos, por quienes tomaban parte en la concentración permanente organizada por Herrira ante el Hospital Donostia, incluidas aquellas personas que, al igual que cientos de prisioneros políticos, iniciaron una huelga de hambre después de que lo hiciera el preso de Arrasate.

Mientras en el exterior se sucedían los abrazos -muchos de los presentes no pudieron contener las lágrimas-, Uribetxebarria acogió la noticia con «serenidad» y con la sensación de que durante todo este tiempo «han estado jugando con él», según transmitió su abogada, Arantza Aparicio, a GARA.

No obstante, la incertidumbre regresó al conocerse las primeras filtraciones del contenido del auto del titular del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, ya que se especulaba sobre si la puesta en libertad de Uribetxebarria se haría efectiva de forma inmediata o si habría que esperar todavía hasta la próxima semana.

La duda se resolvió cuando se hizo público el auto en su totalidad. Su parte dispositiva comienza dejando claro que «se aprueba la propuesta de libertad condicional elevada por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Álava y se concede el beneficio de la libertad condicional al penado Jesús María Uribechevarría Bolinaga».

Pero el juez De Castro decidió prolongar todavía más -al menos otros cinco días- la situación de incertidumbre en la que se encuentra el vecino de Arrasate, ya que, sorprendentemente, incluyó la acotación de que «la presente resolución no será ejecutiva hasta tanto gane firmeza».

Es decir, que considera que su decisión de acordar la libertad condicional no es firme y, por tanto, no se hará efectiva, al menos, hasta que transcurra el plazo de «los cinco días siguientes a su notificación», plazo en el que las partes pueden presentar recurso de apelación.

Esta interpretación del apartado 5 de la disposición adicional 5ª de la Ley Orgánica 6/85 del Poder Judicial es «ilegal», según indicó a este diario Arantza Aparicio. La letrada puntualizó que ese apartado indica que «el recurso tendrá efecto suspensivo» hasta que sea resuelto, pero que no otorga esa potestad a un auto como el dictado ayer por De Castro.

Por ello, la defensa tiene previsto presentar hoy mismo un recurso contra esa parte del auto judicial exigiendo que la puesta en libertad sea inmediata.

Si no se presentara ningún recurso en el comentado plazo de cinco días, Uribetxebarria podría quedar en libertad de forma automática, a no ser que el juez se saque otra carta de la manga. Pero ayer ya se trasladaron a la Fiscalía las primeras presiones para que mantenga su posición, contraria inicialmente a la concesión de libertad condicional.

Una noticia esperada

Desde que el preso iniciara la huelga de hambre, que tuvo que abandonar tras una seria advertencia médica, han sido cientos las personas que antes o después se sumaron al ayuno. En nombre de todas ellas habló ayer Igor Letona tras conocerse el auto judicial, quien también ha secundado la protesta, para agradecer la implicación de tanta gente, anunciando que «la huelga de hambre queda suspendida».

También tuvo palabras para el Gobierno español para pedir que cumpla su propia ley. «Nos encanta cada vez que el Estado español cumple su legislación vigente, porque si no, vamos a tener que seguir movilizándonos, para conseguir que también esas trece presas y presos gravemente enfermos queden en libertad».

Un círculo formado por catorce sillas -una por cada preso enfermo- ha presidido durante el mes entero la «zona cero» de toda esta reivindicación. El miércoles además, la silla de Uribetxebarria se convirtió en todo un símbolo, después que recorriera la capital guipuzcoana para pedir su excarcelación. El miembro de Herrira, Jon Garay, plegó ayer esta silla para no abrirla nunca más, recordando que el círculo consta aún de otras trece. «Es una gran noticia que Iosu Uribetxebarria quede en libertad -dijo-. Es una gran noticia y así lo queremos decir, aunque ha llegado tarde, porque debió quedar libre hace siete años, cuando padeció el primer cáncer. Y esto ha hecho que su situación sea ya irreversible».

Sin pasar por alto la implicación de la sociedad vasca, declaró que gracias a su compromiso «hoy tenemos la libertad de Iosu. Y gracias a ese trabajo también conseguiremos la de los demás».

 

Delegación de Arrasate

La jornada ante el centro hospitalario había comenzado, en lo referente a las comparecencias públicas, con la visita de una representación de la Corporación de Arrasate. Ante los medios de comunicación, Inazio Azkarragaurizar (Bildu), también resaltó que Iosu Uribetxebarria debería estar en la calle «desde hace siete años» para ser tratado «dignamente» de la enfermedad.

Recordó que el pasado mes de mayo el Ayuntamiento de Arrasate -con los votos de Bildu, Aralar y PNV- reclamó la excarcelación para que «se cumpla la ley» y, al mismo tiempo, se deje de lado «la política de venganza» que, a su juicio, lleva a cabo el Gobierno español, tal como recogió Europa Press.

Azkarragaurizar hizo un llamamiento a las ciudadanas y ciudadanos para que prosigan movilizándose para reclamar la libertad de todos los presos que están gravemente enfermos y defender los derechos de los presos.

En este sentido, cabe recordar que para mañana está convocada una manifestación silenciosa en Donostia, que se iniciará a las 17.30 en el túnel del Antiguo. La convocatoria partió de catorce destacados ciudadanos vascos. Ayer, desde la Audiencia Nacional española no hubo respuesta a la exigencia formulada, entre otros, por el delegado español en la CAV, Carlos Urquijo, para que esta movilización sea prohibida.

También durante la mañana, el consejero de Sanidad del Gobierno de Lakua, Rafael Bengoa, hizo referencia al tema, criticando que se haya «puesto en duda» el informe médico emitido por el Hospital Donostia sobre Uribetxebarria.

Preguntado por los periodistas antes de pronunciar en el Palacio Miramar una conferencia dentro de los Cursos de Verano de la UPV-EHU, Bengoa señaló que «la evaluación clínica que hicieron» los facultativos de Osakidetza «tiene toda la validez». «Queda bastante claro que este hombre está muy enfermo y que se le va a tener que tratar de una forma compleja», lo que, añadió, probablemente» no se puede hacer en «un entorno carcelario»

 

 

La AN decreta la libertad condicional de Iosu Uribetxebarria

El juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional española, José Luis Castro, ha aceptado la petición de poner en libertad por «razones humanitarias» a Iosu Uribetxebarria para que sea tratado del cáncer terminal que sufre.

Arp_pol_71687168768_0010000000000000866

El juez Castro ha acordado, por «razones humanitarias y de dignidad personal», la libertad condicional de Iosu Uribetxebarria después de que Instituciones Penitenciarias le otorgara el tercer grado hace dos semanas.

No obstante, Uribetxebarria no saldrá inmediatamente de la cárcel, ya que la resolución del magistrado es recurrible en un plazo de cinco días hábiles, cuando la libertad se haría efectiva si ninguna de las partes la recurre y, de hacerlo, el arrasatearra tendrá que esperar a que el auto sea firme.

Castro ha adoptado esta decisión en contra del criterio de la Fiscalía en un auto dictado dos días después de haberse desplazado a Donostia para visitar a Uribetxebarria y citarse con los oncólogos del Hospital Donostia que le atienden para ratificar el informe que realizaron sobre su estado de salud en el que afirmaban que era «irreversible».

La noticia ha sido recibida, tras 30 días de lucha, con mucha emoción, aplausos y lágrimas en el exterior del Hospital Donostia. También han encendido velas en cada una de las sillas que representan a los presos políticos vascos aquejados de enfermedades graves e incurables. Son trece, además de Uribetxebarria.

Mientras en el exterior se sucedían los abrazos -muchos de los presentes no han podido contener las lágrimas-, Uribetxebarria ha acogido la noticia con «serenidad» y con la sensación de que durante todo este tiempo «han estado jugando con él», según ha transmitido su abogada, Arantza Aparicio, a GARA.

El arrasatearra fue trasladado el pasado 1 de agosto desde León hasta el Hospital Donostia para que fuera tratado del cáncer de riñón con metástasis que sufre.

Una semana más tarde, el preso inicia una huelga de hambre –que se prolongaría quince días– para exigir su puesta en libertad y «un trato digno». «No pido nada especial, solo un trato justo, teniendo en cuenta mi situación. Me pongo en huelga de hambre por las causas que aquí señalo y, lo más importante, porque el Gobierno español está alargando esta situación inaceptable, llevando hasta el extremo su crueldad y su odio. Es inaceptable que se mantenga a catorce presos gravemente enfermos en un corredor de la muerte carcelario», señaló.

En ese momento, las movilizaciones y gestos de solidaridad en favor del preso arrasatearra comienzan a tomar aún más fuerza. Entre otras muchas iniciativas, destacan las distintas dinámicas llevadas a cabo en decenas de cárceles y secundadas por centenares de presos o la huelga de hambre llevada a cabo por una decena de personas a las puertas del Hospital Donostia, así como los ayunos en pueblos y encierros, como el protagonizado por parlamentarios de Bildu y Aralar en el Parlamento de Iruñea.

A esta presión popular, que también ha tenido un amplio eco en el ámbito político, también se le han puesto obstáculos, ya que el tribunal especial ha vetado las principales movilizaciones en denuncia por la situación del arrasatearra.

 

 

Herrira considera que el fallo sobre Uribetxebarria es una «gran noticia» que «llega tarde»

El movimiento Herrira ha asegurado que la concesión de la libertad condicional a Iosu Uribetxebarria es una «gran noticia» y ha mostrado el convencimiento de que conseguirán la excarcelación de los otros 13 presos políticos con enfermedades graves e incurables.

Fuentes de Herrira han señalado a Efe que, una vez se haga efectiva la libertad condicional, Uribetxebarria deberá ser trasladado a un cuarto de planta del Hospital Donostia desde la habitación carcelaria donde ha permanecido ingresado.

Asimismo, han señalado que el arrasatearra podría seguir ingresado en el centro hospitalario, donde entró el pasado 1 de agosto, otra semana más, hasta concluir el tratamiento de radioterapia que comenzó el pasado lunes y que, en principio, «podría durar unos quince días».

El portavoz de Herrira, Jon Garai, ha afirmado a los medios de comunicación que la libertad condicional de Uribetxebarria es una «gran noticia», pero que «llega tarde» porque el arrasatearra «debería estar en libertad desde hace siete años cuando se le diagnosticó el cáncer».

Este retraso, ha opinado Garai, ha hecho que el estado de salud del recluso sea «irreversible», una situación de la que la ha responsabilizado al Gobierno español.

Tras anunciar que las trece personas en huelga de hambre a las puertas del centro hospitalario han abandonado la protesta, Garai ha señalado que «gracias al compromiso y las movilizaciones de la sociedad vasca» han conseguido la liberación de Uribetxebarria y ha asegurado que obtendrán también la excarcelación de los otros 13 presos en estado grave.

Respecto a la decisión del juez de Vigilancia Penitenciaria de la AN, José Luis Castro, que ha concedido la libertad condicional al preso en una resolución que es recurrible en el plazo de cinco días, el portavoz de Herrira ha señalado que han hecho una «lectura de urgencia», porque los abogados de Uribetxebarria «no tienen todavía el auto».

Tras estas declaraciones, los simpatizantes de Herrira han plegado a modo simbólico la silla con el nombre de Iosu Urbetxebarria, una de las 14 que han estado desplegadas estos días en la explanada del hospital con las identidades de los presos políticos gravemente enfermos.

Herrira ha emplazado a llevar a cabo este viernes una nueva concentración en el Hospital Donostia para reclamar la liberación del resto de los presos que padecen enfermedades graves.

 

 

 

 

Jon Garai (Herrira): “Zazpi urteko atzerapenez iritsi da erabakia”

 

Eusko Jaurlaritzak epailearen erabakiarekiko errespetua agertu du. Iñigo Urkulluk eta Paul Riosek giza eskubideen garaipena dela diote.

Pernando Barrenak “gaizki, berandu eta koldar” bada ere, erabakia ospatu du. Aritz Romeok espetxean oraindik gaixotasun larriak dituzten beste hamahiru preso daudela gogorarazi du.

Jon Garai (Herrira):

“Berri oso ona da, baina, tamalez oso berandu iritsi da, zazpi urteko atzerapenez. Erabakia zazpi urtez atzeratu dute, eta horren ondorioz Josuren osasun egoera itzulezina da orain. Gaixo larri diren beste hamahiru presoak ere berehala aske behar dute”.

 

Eusko Jaurlaritzak Europa Press albiste agentziak zabaldu duenez errespetua agertu du erabakiarekiko, eta “horrelakoetan legeak eta lege prozedurek diotena bete behar dela” nabarmendu du.

 

Iñigo Urkullu (EAJ):

“Epailearen erabakia giza eskubideen garaipena da, eta ikuskizunaren porrota”.

 

Pernando Barrena (ezker abertzalea):

“Josu Uribetxebarriari baldintzapeko askatasuna eman diote. Gaizki, berandu eta koldar, baina azkenean etxera!”.

 

Aritz Romeo (Aralar):

“Uribetxebarria aske geratuko da. Justiziazkoa da eta merezi izan dute egin diren mobilizazioek. Gaixo larri diren beste hamahiru presok, ordea, kartzelan jarraitzen dute”.

 

Paul Rios (Lokarri):

“Castro epailearen erabakia berri ona da Giza Eskubideentzat”.

 

PPko Leopoldo Barredak hitz egin zuen, eta bere arabera, Castro epaileak hartutako erabakia “koherentea” dela legediak aurreikusten duenarekin, eta azken hogei urteetan gaixo larri dauden presoen harira jokatu den moduarekin.

 

 

Hacer efectiva la buena noticia

La concesión de la libertad condicional al preso enfermo Josu Uribetxebarria es buena noticia aunque la resolución sea recurrible en un plazo de cinco días hábiles, cuando la libertad se haría efectiva si ninguna de las partes presenta un recurso. Deja resquicios para alargar la incertidumbre y, visto los antecedentes del comportamiento del Gobierno en este caso, quizá alguien esté todavía tentado de tensar más una situación que ya no da más de sí. No cabe descartar que los sectores que han estado preparando el camino para que una decisión judicial en estos términos fuera presentada como una «traición» que significa «arrodillarse humillados» ante los independentistas vascos maniobren en ese sentido. No les faltan resortes para hacerlo. Con todo, su política penitenciaria está en cuestión, tal y como ha señalado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Su comportamiento vengativo, el afán de hacer un pulso de un caso que tenía desde el principio una solución razonable y a coste mínimo, y la infinita torpeza política que han demostrado, han quedado en evidencia. No entienden, o no quieren entender, que cuando las situaciones son llevadas al límite, se convierten en su contrario.

En medio de una atmósfera de hostilidad, miles de compatriotas de Uribetxebarria han tomado las calles para reclamar una solución que le permitiera quedar en libertad cuanto antes para poder morir con dignidad rodeado de los suyos. Ese esfuerzo está ahora siendo recompensado y lo será por completo cuando la puerta todavía cerrada se abra para siempre. Será entonces tiempo para el balance y para sacar conclusiones, para hacer que una situación como esta nunca vuelva a repetirse, para que ningún otro preso vasco enfermo pase todo lo que Uribetxebarria ha tenido que pasar.

«Mi tiempo se acaba, solo pido pasarlo con dignidad». Este fue su mensaje, que aún resuena en las conciencias de muchos ciudadanos vascos.

Que se haga realidad colmaría un deseo colectivo.

Hoy se está mas cerca que ayer. El mañana habrá sido merecido.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s